Manco Cápac: precandidata peruana al Oscar se estrena el 9 de diciembre

La multipremiada cinta, dirigida por Henry Vallejo Torres, revalora el espíritu luchador del primer inca.

Manco Cápac
Manco Cápac muy pronto en cines.
Redacción: Tvo Lima
prensa@tvolima.pe

Manco Cápac, la película puneña que representa al Perú en la carrera por el Oscar a la Mejor Película Internacional, llegará a las salas de cine nacionales el jueves 9 de diciembre.

La cinta Manco Cápac finalmente podrá ser vista por el público peruano. Esto tras haber sido premiada por el 24 Festival de Cine de Lima 2020 (Premio al Mejor Actor) y por la Asociación Peruana de Prensa Cinematográfica APRECI 2020 (Mejor Película Peruana, Mejor Actor y Mejor Guion).

Además, de tener un exitoso paso por  festivales internacionales como el Festival Tokyo Lift Off (Japón), Global Migration Film Festival (Suiza), Festival de Cine Latinoamericano de La Plata (Argentina), 30 Festival Biarritz Amérique Latine (Francia).

¿De qué trata Manco Cápac?

El largometraje dirigido por Henry Vallejo narra la historia de Elisbán (Jesús Luque), un joven que no se rinde fácilmente, que esquiva la agresión y no pierde el tiempo quejándose o lamentándose de quienes casualmente lo subestiman. Siempre se maneja con dignidad y los pequeños trabajos que consigue son solo trampolines para impulsar su verdadero potencial.  

Esta es una historia que prescinde de todo sensacionalismo en su temática y busca rendir homenaje a los incas con una historia actual. Es un filme minimalista que nos dice lo hostil que puede ser una ciudad a través de personajes que no son antagónicos, pero que hacen tambalear a Elisbán por el simple hecho de vivir y cumplir con sus obligaciones.  

Más de diez años le tomó al director la realización, desde un largo proceso de concepción de guión, conseguir los medios para financiar la película (que incluyó la venta de una propiedad en Cusco) y se prolongó, hasta encontrar al actor que interpreta a Elisbán. 

La propuesta visual, está planteada con planos secuencia en casi todas sus escenas, los cuales buscan acompañar al protagonista, moviendo la cámara siempre con un propósito, siguiendo el recorrido constante que realiza Elisbán. 

La película prescinde de música incidental y recopila la que rodea al protagonista, creando una atmosfera inmersiva que se aprovecha del color, de la multitud y la soledad. Cabe anotar que el rodaje de Manco Cápac se hizo íntegramente en la ciudad de Puno y alrededores. 

Sin duda una cinta imprescindible y de visión obligatoria para los espectadores peruanos y del mundo, sobre todo para quienes alguna vez tuvieron que migrar y se sintieron ajenos a la realidad que los rodea como Elisbán.

Noticias relacionadas