Mitos y verdades sobre perder peso

No hay nada mágico ni tiempos récord para perder peso. Para adelgazar en forma saludable y sin efecto rebote, lo mejor es acudir al nutricionista.

Mitos y verdades sobre la pérdida de peso
Comer un desayuno saludable definitivamente ayudar a manejar el hambre más adelante en el día. (Foto: Pixabay)
Jenny Garcia
Jenny Garcia

A menudo escuchamos sobre consejos para perder peso, la gran mayoría no se ajustan a la verdad, y por el contrario pueden hacer que el objetivo esté cada vez más lejos.  

No hay nada mágico ni tiempos récords para perder peso.  Para adelgazar en forma saludable y sin efecto rebote, lo mejor es acudir al nutricionista.

Aquí les dejo algunos mitos que hemos escuchado y su respectivo descargo:

1. Mito. “Hay que eliminar el consumo de carbohidratos para bajar de peso”

Verdad. Los carbohidratos y los azúcares son sinónimos. El combustible principal del cerebro es la glucosa y de los músculos es el glucógeno, ambos son carbohidratos. 

Si no cubrimos nuestros requerimientos estamos ocasionando un desequilibrio en nuestro organismo. No es verdad que tengamos que eliminarlos para bajar de peso.

Hay que buscar consumir carbohidratos complejos, con fibra, como: avena, fruta, menestras.

2. Mito: “Todos los alimentos light sirven para bajar de peso”

Verdad: La traducción de light es ligero en castellano y este puede ser ligero de sabor, inclusive de calorías pero para que sea considerado dentro de una dieta para bajar de peso debe tener 30 % menos de las calorías con relación al mismo producto en su versión regular.

Muchos alimentos con poca grasa o sin grasa tienen azúcares añadidos, almidones o sal para compensar la reducción en grasa y estos no son recomendables para un régimen de adelgazamiento.

Por ejemplo los chocolates para los diabéticos, no tienen azúcar pero tienen grasa trans o hidrogenada, una grasa dañina para la circulación.

3. Mito: “Omitir el desayuno hace que pierda peso”

Verdad: Comer un desayuno saludable definitivamente ayudar a manejar el hambre más adelante en el día y evita el consumo de snacks poco saludables.

4. Mito: “Cenar por la noche hará que suba de peso”

Verdad: Falso, no se debe dejar de cenar, pero estás tienen que ser ligeras. En lo posible incluir proteínas y vegetales, y evitar las harinas.  Lo cierto es que si cena muy pesado y y tarde sí es posible que se suba de peso.

5. Mito: “Los alimentos como la toronja, el apio, la  caigua, la  alcachofa que ayudan a bajar de peso”

Verdad: No hay ningún alimento que por sí solo que baje de peso. Eso es unos de los mitos más difundidos y seguidos. Estamos acostumbrados a cortar camino para lograr objetivos, nada más lejos de la verdad.

Para bajar de peso se pueden sí incluir estos alimentos pero dentro de una alimentación que contenga todos los grupos de alimentos.

6. Mito: “Si soy vegetariano no subiré de peso y seré más saludable”.

Verdad: Una alimentación vegetariana sin supervisión nutricional puede convertirse en una causa para ganar peso. Si no hay cuidado de hacerla equilibrada puede excederse en harinas y ser deficiente en nutrientes importantes como el hierro, vitamina B12. 

La alimentación vegetariana por lo general es saludable, porque aportan pocas grasas saturadas y colesterol, siempre y cuando son indicadas por el nutricionista para que se realice una correcta sustitución alimenticia.

7. Mito: “La gaseosa de dieta se puede consumir libremente en un régimen de adelgazamiento”

Verdad: Si bien es cierto la gaseosa de dieta es endulzada con edulcorante,  su composición es alta en sodio y eso provoca que se retenga agua en el cuerpo.

Por otro lado es un alimento sin calorías pero su consumo regular hace que el organismo actúe como si se consumiera azúcar.

8. Mito: “El pan engorda”

Verdad: Este es un mito muy difundido lo que me permite aclarar que no existe ningún alimento que por sí solo ocasione una subida de peso. Un exceso en la alimentación es el responsable del sobrepeso, es decir, consumir más de lo que su cuerpo necesita.

No es lo mismo comer un pan que consumir tres panes.

9. Mito: “Puedo comer todo lo que quiero y hacer deporte para bajar de peso”

Verdad: No funciona así. Del binomio alimentación más actividad física, la alimentación es el 70 a 80% y el ejercicio la diferencia. Es necesario regular la alimentación para que funcione el binomio. Hay que considerar qué ejercicio estamos haciendo, así como el tiempo e intensidad para poder determinar cuánto se gasta y cuánto se debe consumir para bajar de peso.

Las recomendaciones no siempre responden de la misma manera con todos, la pérdida de peso y la tonicidad muscular, deben tener un seguimiento personalizado tanto del nutricionista como del entrenador.

Finalmente ha que tener en cuenta que las dietas de moda no son la mejor forma de perder peso. Una pérdida de peso saludable involucra una alimentación de acuerdo a sus necesidades nutricionales, objetivos.

Noticias relacionadas