¿Sabías que el perro es el aliado perfecto de los niños con síndrome de down?

Si tienes la dicha de ser un padre de mascota, entonces ya has comprobado cuántos beneficios te brinda tener a un perro o gato en casa.

perros
Soporte emocional para los niños con síndrome dawn. (Foto: referencial)
Redacción: Tvo Lima
prensa@tvolima.pe

Está comprobado que las mascotas mejoran la calidad de vida de los seres humanos. En algunos casos se convierten en los mejores amigos, ayudándote en algunos casos a seguir una rutina, hacer ejercicio, aliviar la depresión o la soledad. Sin embargo, ¿qué ocurre con los animales de compañía y los niños con síndrome de down?

En la actualidad, muchos especialistas hablan de la importancia de la terapia con animales para ayudar a los niños con síndrome de down a canalizar de un modo benefactor sus emociones, incluso a socializar.

A continuación, junto a los especialistas de la distribuidora Gabrica, líder en soluciones integrales para mascotas, hablaremos de los animales de apoyo emocional, su importancia y todos los beneficios que pueden aportar a los niños con síndrome de down, así como las mejores razas de perros para estos pequeños.

¿Qué es un animal de apoyo emocional?

Como decíamos al principio, hay muchas personas que se relacionan con sus animales de compañía de un modo muy sensible y empático. Niños y adultos con ciertas condiciones físicas o emocionales han encontrado en perros y en gatos el alivio a sus momentos de mayor vulnerabilidad.

A través de un animal de apoyo emocional, las personas pueden superar episodios de estrés postraumático, crisis de pánico o ansiedad, depresión, soledad e incluso encuentran una manera de socializar y de relacionarse mucho más sana, segura y edificante, comentan los médicos de Gabrica.

Tratándose de los niños con síndrome de down, los animales de soporte emocional son sumamente beneficiosos y pueden hacer la diferencia en sus vidas, tanto al ayudarlos a enfrentar deficiencias físicas, como sociales o emocionales.

Llegados a este punto, es importante entender que muchos animales de soporte emocional son debidamente entrenados para realizar algunas tareas que un perro sin adiestramiento, por mucho que lo amemos, no podría ejecutar. Estamos hablando de educar al can en acciones como:

  • Reaccionar adecuadamente ante una situación de estrés, ansiedad, pánico o cualquier alteración química que suponga una crisis para su amo.
  • Mantener un carácter sumiso, afable y paciente, incluso en las condiciones más tensas.
  • Responder con obediencia a ciertas órdenes. En algunos casos, personas con discapacidad requieren de la asistencia de su perro de terapia para asistirlo en tareas más complejas.

¿Qué beneficios tiene una mascota para niños con síndrome de down?

Para los niños que poseen esta alteración cromosómica, un perro debidamente entrenado puede ser de mucha ayuda. Está demostrado que las mascotas ayudan a los pequeños con síndrome de down a fortalecer no solo sus habilidades sociales, también conductuales.

Gracias a la presencia de una mascota, estos niños pueden socializar y relacionarse mejor, evitando con esto el característico aislamiento que presentan muchos de ellos. Del mismo modo, está demostrado que el afecto y la compañía de un amigo peludo, ayuda a los pequeños a manejar mejor sus episodios de frustración.

Se podría decir que un perro bien entrenado está allí no solo para contener al niño en sus episodios de vulnerabilidad, también para normalizar la situación con afecto y compañía.

Estos son algunos de los beneficios que una mascota puede aportar a una familia en la que exista un niño o una niña con síndrome de down:

  • Estimulan la sensibilidad de los pequeños.
  • Aumentan su confianza y autoestima.
  • El contacto con el perro o con el gato promueve la relajación.
  • Los ayuda a conocer mejor sus emociones.
  • Sus habilidades sociales, así como la forma de relacionarse con el entorno, mejora.
  • Ayuda a los niños a ser cada vez más autónomos.
  • Promueve la comunicación tanto verbal como no verbal.

¿Cual es la mejor raza de perros para niños con síndrome de down?

Si estás interesado en tener a un amigo peludo en casa que se convierta en el compañero inseparable de tu hijo con síndrome de down, lo primero que debes saber es que existen algunas razas de perros más adecuadas que otras para esta maravillosa labor.

Los especialistas de Gabrica ya explicaron anteriormente de las mejores razas para niños. Basándonos en algunos aspectos como su personalidad, su carácter, qué tan empáticos y pacientes son y cuán preocupados se muestran ante los episodios de irritabilidad del niño, hay perros más calificados que otros cuando hay pequeños en casa.

Tratándose de niños con síndrome de down, ocurre algo similar. Lo primero que podemos decirte es que sería ideal que la mascota esté debidamente entrenada para asistir a tu pequeño en todo lo que necesite, pero si no es así, no pierdas el entusiasmo. Algunos animales pueden adaptarse bastante bien a la situación.

Las primeras razas que encabezan nuestra lista de sugerencias son los Golden Retriever y los Labrador Retriever. Son perros cuya inteligencia, afabilidad, abnegación y ternura los convierte en animales de terapia por excelencia.

En esta misma línea tenemos a un gigante con un corazón de oro: el San Bernardo. Es un perro que se caracteriza por un carácter apacible, instintivamente servicial y con aptitudes más que comprobadas en lo que corresponde a la asistencia y rescate de personas.

Si piensas en razas más pequeñas, dependiendo de las condiciones de tu vivienda, podemos sugerirte a animales medianos, como el Dálmata, por ejemplo, o el Schnauzer, un animal que se caracteriza por su carácter celoso, amoroso y protector.

El Bulldog francés también figura como una buena alternativa, en especial porque se trata de un animal adorable y pequeño, que no necesita de demasiado espacio para vivir apaciblemente.

Sea cual sea el perro que escojas, debes prestar atención a ciertos detalles: debe tratarse de un animal ecuánime, sereno, de buen carácter y con paciencia y lealtad comprobada. Recuerda que algunas razas de perros son más sensibles a los cambios y alteraciones, reaccionando con brusquedad a los episodios de frustración e irritabilidad del niño.

¿Cómo certificar a tu perro como animal de soporte emocional?

También existe la alternativa de que tu buen amigo se convierta en un animal de terapia y la mejor noticia es que no existe una edad límite para su entrenamiento. ¡Desde el mestizo más querido de la casa, hasta un cachorro de raza, podría demostrar aptitudes para ser un excelente animal de soporte emocional!

Para ello debes buscar en tu localidad un centro de entrenamiento que se especialice en el adiestramiento de animales con este fin. Los expertos evaluarán a tu mascota y determinarán si se adapta o no a este trabajo.

Si el perro tiene la personalidad y el carácter adecuado, deberá someterse a un período de adiestramiento, que por lo general suele dividirse en al menos dos niveles. Luego de esto, no solo podrá convertirse en el mejor compañero de tu hijo con síndrome de down, también podrá obtener una certificación que lo acredite como animal de terapia o de soporte emocional.

Ahora ya sabes todos los beneficios que una mascota podría aportar no solo a tu hijo, a cada miembro de la familia. ¡Permítele a tu niño vivir la experiencia de compartir su vida con un peludo amoroso! Será de mucha ayuda para contenerlo, amarlo y ayudarlo a relacionarse mejor con el mundo que le rodea.

Sigue leyendo: Día del sueño: ¿Con qué sueña mi gato cuando duerme?

Te puede interesar: Entérate cuáles son los nombres más populares para perritos en este 2022

Noticias relacionadas