¿Cómo cuidar la higiene de tu perro a puertas del verano?

La rutina de higiene es clave para mantener la salud y el bienestar de tu mascota.

cuidado de las mascotas
Higiene para mantener la salud de tu mascota. (Foto: difusión)
Redacción: Tvo Lima
prensa@tvolima.pe

¿Qué tan importante es bañar a un perro?, la respuesta es: ¡Demasiado! Con el baño, no solo se va la suciedad y la mugre tanto de la piel como del pelaje de la mascota, sino que también se eliminan las bacterias y los microbios, evitando el prurito canino, algunas enfermedades dermatológicas y la caída excesiva de pelo.

Por eso, nuestros amigos de Gabrica, especialistas en mascotas, nos comparten algunos de los mitos asociados a esta práctica, además de consejos para que le pierdas el miedo a bañar a tu perro en casa y que este proceso pase de ser un martirio para ambos a momento divertido entre tú y tu perro.

¿Está bien bañar a un perro cada mes?

Bañar a un perro mensualmente es lo recomendado por los especialistas en estética canina y grooming. Esta práctica ayuda a que la piel y el pelaje de la mascota se mantengan limpios, suaves, brillantes y saludables.

Sin embargo, como todas las mascotas son únicas, bañar a un perro depende de su estado de salud, su raza y qué tan sucio se encuentra. Por eso, no es tan recomendable bañar a tu perro con una frecuencia menor a 3 semanas, a menos de por alguna condición específica de tu mascota, esto sea lo que indique tu veterinario o dermatólogo canino de confianza.

Si de todos modos lo haces, es posible que su piel no mantenga la hidratación necesaria, se reseque y disminuya los aceites naturales que aportan brillo al pelaje de tu perro, que, además de hacerlo adorable, lo protegen de diferentes enfermedades dermatológicas.

En conclusión, lo ideal es que los baños estén incluidos en la rutina de aseo e higiene de tu mascota cada 3 o 4 semanas.

Ahora que ya sabes cada cuánto bañar a un perro, te daremos algunos tips para hacerlo en casa.

1. Alista a tu perro para el baño

Una buena idea para hacer del baño un momento relajante para tu mascota es salir a darle un paseo antes de iniciar. Así, estará mucho más tranquilo porque habrá gastado un poco de su energía, y habrá hecho sus necesidades, lo que le evitará estar nervioso o estresado.

También puedes llevar alguno de sus juguetes favoritos a la tina o lugar donde vayas a bañar a tu perro, ya que sentir cerca algunas de sus pertenencias le dará más seguridad.

TIP: Recuerda introducir en los oídos de tu mascota, un poco de algodón para evitar que le entre agua.

Por otro lado, si tu perro es de pelo largo, es importante cepillarlo antes del baño. Esto te ahorrará los enredos o nudos que puedan hacerse en su pelaje.

2. Ten a la mano los implementos necesarios

Para bañar a tu perro es necesario que cuentes con al menos dos toallas, para secar a tu mascota al finalizar el baño; champú para perros, según su tipo de pelo; acondicionador para perros en caso de ser necesario; agua tibia; una vasija y música relajante.

3. ¡Al agua, perro!

Para bañar a un perro, se debe comenzar por humedecer el pelaje de la mascota con agua tibia. Seguido de esto, puedes aplicar el champú, es recomendable que lo dejes actuar alrededor de 3 minutos antes de enjuagar. Después aplica acondicionador en caso de ser necesario, y enjuaga nuevamente, hasta estar seguro de que no queda ningún residuo de producto en el pelaje o la piel de tu mascota.

4. Sécalo muy bien

El proceso de secado del pelo después de bañar a un perro es muy importante, ya que la humedad en la piel y el pelaje puede causar irritaciones, alergias u hongos. Así que asegúrate de secar completamente a tu engreído.

5. Premia su buen comportamiento

Tener algunos snacks a la mano ayudará a que tu perro se sienta más a gusto y hasta divertido durante el baño. Úsalos para manejar a tu mascota y premiarla cuando su comportamiento sea el correcto.

Sigue leyendo:  Tips para prevenir la enfermedad en los perros

Te puede interesar: 5 Consejos para cuidar a tus mascotas en Primavera

Noticias relacionadas