Susan Ochoa: “Yo soy una mujer empoderada, nadie me ha regalado nada”

Susan Ochoa habla sobre sus días en confinamiento, sus sueños, el gran cambio de imagen al que se ha sometido y su gran paso como mujer y madre.

Susan Ochoa: "Mi carrera no empezó cuando vino un empresario, fue con mucho esfuerzo y desde cero"
Susan Ochoa dará un concierto virtual este 24 de octubre. (Foto: Difusión)
Miriam Ñiquen
prensa@tvolima.pe

La pandemia no ha detenido a Susan Ochoa y sigue trabajando en lo que más ama, la música: su pasión, amor e inspiración. Hace poco dio su primer concierto virtual y presentó su último videoclip dedicado a sus tres hijos ‘Confesión de amor’.

En esta entrevista, Susan Ochoa habla sobre sus días en confinamiento, sus sueños, el gran cambio de imagen al que se ha sometido y, aunque, confiesa que ama ser madre, tomó la decisión responsable de ligarse las trompas.

¿Cómo te has sentido en el primer concierto virtual que diste hace unos días? 

Ha sido una experiencia muy bonita en la que me he reencontrado con mis fans. Me estoy adaptando a estos tiempos y reinventándome. Es cierto que no es mismo que estar en un escenario real, porque ahí recibes el aplauso en vivo, pero así es como debemos seguir trabajando por el momento.  Estaba con muchas ganas de volver a cantar para tanta gente, me alucinaba cerrando los ojos sintiendo que el público estaba ahí conmigo. Esos momentos son tan únicos y llenan de energía. 

¿Cuántos seguidores te acompañaron en este espectáculo? 

Cerca de 600 personas. Hay muchos que no se enteraron y espero que ellos me acompañen en mi segundo concierto virtual que será el 24 de octubre. Yo soy baladista y el mercado de nosotros es más pequeño, los conciertos de salsa son más masivos. 

Susan Ochoa dará un concierto virtual este 24 de octubre. (Foto: Difusión)

Tienes una gran legión de fanáticos ¿Consideras que además de admirarte por tu talento, muchos de ellos se identifican con tu historia de lucha? 

Mis fans saben cómo soy. Nadie se los ha contado. A mí me conocen hace muchos años, ellos han podido palparme y sentirme. Me conocen, reconocen que no soy una persona que les miente, trato de ser honesta. Ellos han visto mi carrera durante años, no me han visto nacer de la noche a la mañana. 

Mi caso ha sido diferente, ha sido de trabajo. Mi carrera artística no fue porque vino un empresario y me abrió las puertas. Mi trabajó empezó de cero, yo comencé en concursos buscando oportunidades. 

¿En este camino, en algún momento, pensaste tirar la toalla? 

¡Por supuesto! En un momento cuando estás tocando puertas. Muchas veces me pregunté: “¿Qué hago?”. A veces pienso, cuántas personas se habrán sentido como yo. Soy un ser humano como todos, muchas veces he sentido que no puedo, pero luego he tomado un respiro y he continuado. Pensando en que quizás aparece otra oportunidad. 

Y sabes, la música en ese momento no me generaba dinero, pero me sentía feliz porque cantar para el público es lo que siempre he querido hacer. 

Siento que he nacido para eso. Yo no tomé una carrera, y luego dije: “También quiero hacer esto”. Yo vi mi futuro y destino en la música. Tampoco, lo vi como algo que me iba a dar dinero, lo vislumbré como una pasión. 

¿Con Viña del Mar sentiste que el sueño por el que tanto habías luchado se iba cumpliendo? 

Lo sentí, pero no por haber ganado un premio, o un concurso porque eso no te define como artista. Fue por ser constante. Viña fue una oportunidad grande, un antes y después en mi carrera. A partir de ese festival, el público me conoció más, mis canciones empezaron a sonar en las radios.  

Así como tienes fanáticos incondicionales, hay quienes en las redes han llegado a discriminarte… 

He leído comentarios de todo tipo, cómo qué se cree esta verdulera o trabajadora de hogar, trabajos a los que yo antes me dedicaba, pero a los que se referían de manera despectiva. Yo soy una mujer empoderada y a mí nadie me ha regalado nada. 

A propósito de los oficios a los que te dedicabas antes, cuando trabajas de empleada del hogar o vendías verduras ¿Te vislumbrabas en un escenario? 

¡La verdad que sí! Yo soñaba con un escenario, nunca imaginé llegar a Viña. Me pasaba el día cantando como la ‘Chimoltrufia’ con una escoba. A veces, recuerdo esos momentos y entiendo que realmente mis sueños se cumplieron de a poquitos.. 

Hay algunas cantantes como Sonia Morales que han tenido que reinventarse, y lo han hecho volviendo a su pueblo para trabajar sus chacras. ¿Cómo te ha ido a ti este tiempo? 

Me alegra que lo hagan si son felices así, todo trabajo es bienvenido. Mientras podamos sacar adelante a nuestras familias, yo no he tenido necesidad de emprender o volver a lo que hacía porque me he seguido dedicando a la música dando conciertos privados. 

Bajaste de peso, más de 15 kilos, y luces muy bien ¿Qué tan importante es la imagen en la carrera de un artista? 

Todo va de la mano. No solo la imagen, o la voz. La apariencia física es necesaria también, me sentí feliz de hacer un cambio. Mientras yo esté contenta, bienvenido sea.  

Ahora proyectas una imagen más sensual… 

¡Hermana ya no tengo rollos!  ¡Ya me entra la ropa! Poco a poco he ido cambiado el corte de pelo, el color y eligiendo qué look me queda mejor. Ahora me gusta mi imagen y voy a seguir trabajando en esta. Estoy manteniendo mi peso, hago mi esfuerzo, pero para el ejercicio sí soy un poco floja. Tengo tres hijos y con ellos al final del día ya llego muerta. 

¡Tres hijos! ¿Hay planes de agrandar la familia? 

¡No! Ya estoy sellada. Me he ligado las trompas. Ya son tres hijos, para qué más. Los amo. Me gusta pasar tiempo con ellos y cocinarles, pero creo que hacerlo ha sido una buena decisión. Tengo niños de: 11, 6 y 2.  

¿Qué aprendizaje te está dejando esta pandemia?

He rescatado algo muy valioso que es la unión familiar. Muchas veces habíamos dejado de lado a estas personas importante, pero si algo bueno ha pasado, es eso.  

Hay parejas que se han estresado por estar demasiado tiempo juntas ¿Cómo ha sido tu caso? 

El mío ha sido para bien, y tomar consciencia de los errores que hemos cometido. Personalmente como Susan Ochoa, la pandemia me ha enseñado a valorar la vida, la familia y los amigos. Hoy estás y mañana ya no. Valorar el tiempo y agradecer a Dios, eso debe ser siempre lo primero. 

En una entrevista comentaste que te gustaría actuar en una miniserie de Michelle Alexander ¿No sería mejor en una basada en tu vida?

Me encantaría actuar, admiro a Mónica Sánchez, pero vamos a ver si Michelle se fija en mí.

¿Entonces si aceptarías que se haga una bioserie?

Sobre una bioserie mía no lo he pensado. Yo siento que me falta mucho camino por recorrer.

¿Cuál es el techo para Susan Ochoa?

No hay techo para mi. Soy una mujer sin límites, voy por la vida haciendo lo que mejor que puedo y trabajando para dejar huella.

Tags:

Noticias relacionadas