Diosdado Gaitán Castro: “Hay artistas que hacen fusión de música andina de manera muy irresponsable”

El reconocido intérprete peruano brindó una entrevista a TVOLima, donde nos cuenta lo difícil que ha sido llevar nuestra música andina a diferentes partes del mundo y como es que hasta ahora es reconocido y querido.

Diosdado Gaitán Castro
Diosdado Gaitán Castro celebrará sus 35 años de carrera artística con nuevo disco. (Foto: @diosdadogaitancastro)
Miriam Ñiquen
prensa@tvolima.pe

Diosdado Gaitán Castro es uno de los máximos exponentes de la música andina en Perú, sus años de trayectoria musical suman 35 y durante todo este tiempo sus canciones y composiciones han recorrido los 5 continentes.

En sus inicios formó parte del dúo Gaitán Castro que creó cuando era muy joven junto a su hermano Rodolfo, ambos llevaron nuestra música y cultura a diferentes partes del mundo hasta el año 2000 cuando decidieron separarse por asuntos personales y cada uno inició su carrera como solista.

Diosdado conversó con TVOLima, en esta entrevista nos cuenta detalles importantes de su vida en la música, sus proyectos para el 2022, año en que cumplirá 35 años de carrera artística y su opinión sobre la nueva generación de cantantes de música andina.  

Además, el cantante ayacuchano acaba de realizar un concierto junto al ganador de ‘La Voz Kids’, Gianfranco Bustios, quien – además de ser su paisano-, tiene gran talento y amor por nuestra cultura peruana.

¿Cómo nació la idea de cantar con Gianfranco Bustios?

Empiezo a tomar atención a partir de su penúltima participación en ‘La voz kids’, inmediatamente lo relacioné con un niñito que conocí hace algunos años que se llama Max Castro y en aquellos años, Max era niñito y nosotros éramos jovencitos, yo tendría mis 16 o 17 años, estaba dando mi primer concierto junto a mi hermano en el cine teatro Cavero, el hermano mayor de Max nos convenció en que presentáramos a su hermanito y nosotros aceptamos.

¿Qué opinas del talento de Gianfranco?

En principio tengo que felicitar a los papás, sin el trabajo de los padres esto no habría sido tan bonito, intuyo que los papás han inyectado es sus hijos el amor a lo nuestro, porque en nuestra música está la identidad nacional.  Gianfranco viene a reforzar este movimiento grande y hermoso que hemos iniciado con mi hermano, esto de promover nuestra música andina pero en buena línea.

Tú hijo también es músico…

Sí, me siento feliz, aunque creo que no soy un buen maestro.  En un principio me llamaba la atención que le guste la música pero cuando vi que la estaba agarrando con mucha pasión y con mucha vehemencia quise sacarlo de esa ruta, me preguntaba ¿Qué hice? y le recomendaba que estudie una carrera. ‘Primero hazte abogado, arquitecto o ingeniero y después continúas con la parte artística’, le decía, pero él no quiso y erróneamente opté por no hablarle mucho de la música, pero ahora que me doy cuenta que mi hijo ha nacido para ser músico, siento que perdí el tiempo.

Cuando compartimos escenario y él aportando para que mi música suene mejor, lo miro y no lo puedo creer, me lleno de emoción, de orgullo y la verdad es que soy un papá recontra hiper orgulloso.

¿Cuál es la característica que destacas de tu hijo?

Mi hijo tiene 20 años, es muy disciplinado y eso quizás lo sacó de este servidor. Sino hubiéramos tenido disciplina, no habríamos logrado lo que hoy somos. Nosotros hemos llegado a diferentes países en los 5 continentes con esta música que no tenía mucho asidero cuanto arrancamos esto, era difícil pensar que se podía vivir con este trabajo dignamente.

¿Han sido años de mucho trabajo?

 Definitivamente es un trabajo muy fuerte, no es de 8 horas sino de muchas horas.  Nosotros los artistas dejamos de hacer cosas importantes, interesantes, por preferir a nuestro trabajo, a nuestra pasión. Por ejemplo, dejamos de disfrutar de la familia y eso es duro,  en fechas importantes como el Día del Padre, Día de la Madre, cumpleaños, Fiestas Patrias, Año Nuevo, nosotros sacrificamos mucho, esta es una carrera incomprendida y a veces muchos artistas tienen problemas por estas circunstancias, porque a veces nos gana la pasión que nadie va a entender.

¿Cuáles son los obstáculos con los que te has encontrado durante estos años?

Ha sido todo contracorriente, por ejemplo, hasta este momento no hemos encontrado una emisora especializada en la promoción y difusión de la música andina peruana, pero si vende y llenan estadios y coliseos, pero no entiendo por qué no existe una radio especializada en este rubro y que lo maneje gente que entienda y comprenda este canto.

Pero también esto nos ha hecho hombres fuertes, luchadores, sagaces, tal vez somos como esa música subterránea que aparentemente no se escucha, pero llenan estadios, de repente esa es la magia y ese grado de dificultad que hemos encontrado, nos ha hecho ágiles.

Nosotros hemos podido sortear muchos problemas y muy dignamente, incluso esta pandemia, porque ya la vida misma nos había preparado. Te cuento que nosotros hemos hecho música en tiempos de guerra interna en el país, con un problema social muy grave, donde las balas silbaban por nuestros costados, hemos visto a la muerte de cerca y como quien dice ‘ya vente para acá’ y nosotros seguíamos trabajando en medio de ello.

También hemos salido airosos en tiempos en que no existían las redes sociales, que hubiera sido de nosotros si hubiéramos tenido a nuestro favor todo lo que ahora nos presenta la tecnología, quizás un fenómeno mundial, pero sin embargo, todo lo que hacemos hasta ahora me gusta porque tiene elementos de mucha lucha, de mucho sacrificio, mucho esfuerzo.

¿Alguna vez te han invitado a un programa para hacer show?

En alguna oportunidad me han pedido: ‘necesitamos que vengas a bailar’ y me parece extraño que me inviten a bailar cuando yo hago otro tipo de arte, yo canto y no me voy a prestar para otras cosas, es por eso es que ya no estamos en su agenda.

El dúo Gaitán Castro está trabajando por separado, pero ¿volveremos a verlos juntos en algún momento?

Nosotros estamos llanos a hacer presentaciones interesantes e importantes.  Con el tema del bicentenario nos llamaron, finalmente no se concretó pero si nos hubiera gustado. El dúo Gaitán Castro no es mío, ni de Rodolfo, este dúo es del pueblo y cuando nos reclamen y nos quieran tener, ahí estaremos y como te digo para cosas importantes.

En todos estos años de trayectoria no te hemos visto hacer colaboraciones. ¿Te animarías a realizarlo con algún artista?

Este 2022 estoy cumpliendo 35 años y ahí presentaré un disco con 35 canciones con las colaboraciones de 35 compañeros de arte de diferentes partes del país y otras partes de Sudamérica. Cantaremos canciones mías o suyas, es un disco muy bonito.

Hay una nueva generación de cantantes que están haciendo fusión con la música andina, ¿Qué opinas? 

Que haga fusión y no confusión, algunos músicos están haciendo eso muy irresponsablemente, hay algunos que están haciendo un trabajo que deja mucho que desear y nadie les dice nada, yo creo que habrá algún momento que alguien les diga ‘basta’, la fusión se tiene que hacer con conocimiento de causa, se tiene que estudiar y tienes que conocer el género.  

El huayno es tan rico y tan basto, es bien difícil conocerlo a profundidad, tienes que dedicarle una vida y para ponerle una batería, tienes que tener mucho cuidado. Hay propuestas interesantes, pero hay propuestas que ya dejan mucho que desear.

Se han hecho miniseries de artistas de trayectoria, te gustaría tal vez hacer una miniserie de los hermanos Gaitán Castro?

Sería interesante porque en verdad hay una historia riquísima detrás del dúo Gaitán Castro.  La gente piensa que todo ha sido fácil para nosotros, no saben de nuestras luchas, porque nosotros en realidad nos hemos dedicado a seguir adelante y no estar protestando, ni reclamando. Nunca hemos tocado las puertas del estado, hemos sido autogestionarios, batallando de una manera muy fuerte. Tengo escritas algunas memorias de cómo surgió esta idea, que sucedió en el ínterin creo que a muchos les gustaría conocer.

¿Ha sido difícil sobrevivir con la música en esta pandemia?

Al inicio sí porque no sabíamos que iba a pasar, pero en nuestro caso, si no hay trabajo nos inventamos el trabajo y yo hice mis conciertos virtuales. Creo que fui el primer artista en hacer el primer concierto virtual pagado, los artistas tenemos que seguir produciendo, tenemos  gastos como cualquier otra persona y tantos problemas como cualquier otro trabajador, por eso lancé mi publicidad ‘Dios dado Gaitán castro online vía streaming’, pero no me fue muy bien porque mucha gente criticó que yo siempre estoy pensando en cobrar, pero si los gastos vienen permanentemente, cada mes hay que pagar los servicios y por eso debemos de generar nuestros ingresos.

También ideamos los saludos virtuales, eso fue lo que me ayudó realmente, uno a no entristecerme, porque todo el día me tenía ocupado saludando a mucha gente y me sentía útil en tiempos difíciles y también se pudo ayudar a mucha gente.

Sigue leyendo: Sandra Echeverría: “Era muy tímida de niña, me costó mucho agarrar seguridad”

Te puede interesar: Cristhian Esquivel: “El espíritu de Túpac Amaru está presente desde que me coloco el vestuario”

Noticias relacionadas