La importancia de tomar el desayuno

Empezar sin desayunar o con un inadecuado desayuno influirá directamente en el estado nutricional de una persona.

La importancia del desayuno
El desayuno es la primera comida del día y la más importante. (Foto: Pixabay)
Jenny Garcia

En sí todo tiempo de alimentación es necesaria para nuestro organismo. El desayuno debe cubrir entre el 20 a 25  % de los requerimientos de energía y es el primer contacto que el cuerpo tiene con los diferentes fuentes de nutrientes.

Empezar sin desayunar o con un inadecuado desayuno (incompleto o incluyendo alimentos chatarra) influirá directamente en el estado nutricional de una persona.

El principal combustible del cerebro es la glucosa, un tipo de azúcar que podemos incluir en nuestro desayuno dentro de alimentos saludables como la avena, trigo (pan, de preferencia integral), lácteos bajos en grasa.

También encontramos este tipo de azúcar en alimentos que no aportan una mayor nutrición a la dieta, entre estos tenemos a la mayoría de los cereales en caja, azúcar de mesa, las galletas, etc.

De acuerdo con un estudio publicado por la Universidad de Cambridge Presse, los niños que no desayunan correctamente no tienen un buen desempeño escolar. Lo mismo sucede con los adultos en sus centros de trabajo.

Desayuno significa, des – ayuno, quitar el ayuno del día anterior. Durante la noche, el cuerpo entra en un proceso de regeneración donde se utilizan nutrientes para la formación de sustancias, recuperación de la masa muscular, y regular mecanismo enzimático y hormonal.

En este proceso se utilizan vitaminas, minerales, aminoácidos y glucosa por lo que al despertar el cuerpo que  ha gastado estos nutrientes y debe reponerlos para la síntesis y reparación de los tejidos. Este es un proceso que ocurre todos los días.

 En la consulta es muy común escuchar que el desayuno se obvia por razones  de rutina, o por falta de tiempo o de organización o por hacer dietas restrictivas; pero esto lo que hace es empeorar el rendimiento físico e intelectual  de nuestro organismo.

Por otro lado, beneficios adicionales de tomar desayuno es evitar al sobrepeso u obesidad y la hipoglicemia (baja de glucosa).

En esta coyuntura, ya que nuestros hijos llevan clases en casa, no hay excusas para obviar el desayuno, y sobre todo tomar uno rico, variado y nutritivo. Recuerde que el snack de la mañana no sustituye al desayuno, este si o sí debe consumirse.

¿Qué es lo que no debe faltar en el desayuno?

Un cereal, de preferencia integral como avena, pan, panqueque. Luego un alimento fuente de proteína como la leche, huevo, queso fresco, yogur. Además, de una porción de fruta, que sea de la estación y elegir en la semana frutas fuentes de vitamina C (importantes para reforzar el sistema inmunologico).

Complementa siempre los desayunos con alimentos con grasa buena y lo encontramos en la palta, aceituna, frutos secos, aceite de oliva.

Tres opciones saludables y nutritivas de desayuno

1. Avena con canela y fruta picada, huevos revueltos o cocidos.

2. Ensalada de frutas con yogur y almendras y una rebanada de pan integral con palta.

3. Una taza de chocolate (leche baja en grasa y cacao y panqueque de avena con berrys u otra fruta.

Dentro de un contexto alimentación o dieta con recomendaciones generales. Si no tomamos desayuno, la falta de glucosa puede ocasionar:

  • Dolor de cabeza
  • Decaímiento
  • Falta de energía y de concentración
  • En los niños, retardo en su crecimiento y malos hábitos de alimentación.

Tomar un buen desayuno es la clave para tener un día muy productivo.

Noticias relacionadas